Polvorones

Polvorones

Polvorones

Ingredientes

400 gr de harina
100 gr de almendras crudas molidas
200 gr de manteca de cerdo
100 gr de azúcar glas
1 cucharada sopera de licor de anís
Ralladura de la cáscara de un limón
1/2 cucharadita de canela
Azúcar glas

Elaboración

Primero sacamos la manteca de la nevera y precalentamos el horno a 150º C. En un recipiente refractario mezclamos bien la harina y las almendras. Una vez caliente el horno, metemos el recipiente refractario durante 30 minutos, removiendo cada 10 minutos para que se tueste por igual. Dependiendo del horno, podemos dejar 10 minutos más, la mejor forma de saber si se ha tostado la mezcla es porque habrá cambiado de color y de olor, y se notará que se ha tostado ligeramente. No dejamos que se tueste demasiado ya que podría amargar.

Sacamos la mezcla del horno y la dejamos hasta que se enfríe, puede ser hasta el día siguiente. Una vez fría, le añadimos el resto de los ingredientes: la manteca, el azúcar glas, la ralladura de limón, el anís y la canela. Mezclamos muy bien con las manos todos los ingredientes, hasta que quede una masa no terrosa, pero que al cortarla se desmorone. Si la consistencia no es la ideal, añadir una poca más de manteca. Con la masa hacemos primero una bola, después la aplastamos hasta dejarla con forma de pan y la envolvemos en film transparente. Después de una hora sacamos la masa del frigorífico y la dejamos 8 minutos a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 180º. Extendemos harina sobre la mesa o encimera y con un rodillo estiramos la masa poco a poco hasta que tenga 2 cm de grosor. La masa tiende a agrietarse por lo que tenemos que ir despacio estirándola. Con un corta pastas circular cortamos la masa y le damos forma de polvorones. Los ponemos en una bandeja de horno que hemos cubierto con papel para horno y los separamos un poco, aunque crecen poco al hornearlos.

Metemos la bandeja en el horno unos 30 minutos, a los 15 minutos le damos la vuelta a la bandeja y los vigilamos para que no se tuesten demasiado. Los sacamos del horno y los espolvoreamos con un poco de azúcar glass por encima. Los dejamos enfriar y ya están listos para llevarlos a la mesa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s