Bizcocho base

Bizcocho base

Bizcocho_base

Ingredientes

6 huevos
200 gr. de azúcar
130 gr. de harina normal
30 gr. de maicena
70 gr. de mantequilla

Elaboración

Sacamos los huevos del frigorífico una hora antes de empezar a cocinar, para que estén a temperatura ambiente.

Colamos la harina y la maicena juntas. Derretimos la mantequilla en el microondas. Forramos el molde de 23 cm con papel de horno. Precalentamos el horno a 160º C.  Batimos los huevos con el azúcar en la batidora eléctrica a una velocidad alta, durante 5 minutos, hasta que quede blanco y espumoso. Si no tenemos batidora eléctrica, podemos hacerlo al Baño María metiendo el bol de los huevos en un bol más grande con agua tibia (35º C) y batimos enérgicamente.  Es más fácil montar si la temperatura es más alta, pero si es demasiado alta, los huevos empiezan a cuajar, y no queremos.

Añadimos la harina y mezclamos ligeramente con las varillas. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos rápido antes de que se hunda la mantequilla. No hace falta mezclar demasiado para que no se baje la espuma de la masa. Vertemos la masa despacio en el molde forrado con el papel de horno. No intentemos meter en el centro la masa que se ha quedado en el bol. Es la parte que no crece y debemos echarla en la parte de alrededor. Horneamos durante 30-45 minutos, dependiendo del horno. No abrimos el horno durante los primeros 20 minutos. Cuando pinchemos el centro con una aguja de hacer punto y no sale nada, ya está.

Dejamos caer el molde de una altura de 15 cm a la encimera una vez, de este modo no se hunde el bizcocho al enfriarse. Separamos el lateral del bizcocho del molde y quitamos el papel de horno. Extendemos film transparente en una tabla o en una fuente más grande que el bizcocho y los ponemos encima del bizcocho que sigue estando en el molde. Damos la vuelta para que caiga el bizcocho encima del film transparente. Dejamos tapado con el molde hasta que se enfríe. Así queda más plana la parte superior del bizcocho. Luego antes de decorarlo, quitamos el film transparente y con él saldrá la parte más tostada. Guardamos esa parte de masa despegada, que podemos pasar por un colador para hacer migas y decorar el bizcocho después (por ejemplo, podemos ponerlas en la parte inferior del lateral de la tarta después de cubrirla con la nata montada).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s