Potaje de garbanzos, espinacas y bacalao

Potaje de garbanzos, espinacas y bacalao

Potaje_garbanzos

Ingredientes

300 gr. de garbanzos
300 gr. de bacalao fresco
300 gr. de espinacas frescas
1 cebolla grande
4 dientes de ajo
3 huevos
1 rebanada de pan
1 cucharadita de pimentón agridulce
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración

El día anterior, 24 horas antes, preparamos una salmuera al 5% de sal y metemos en ella cuatro raciones de bacalao.

La noche anterior ponemos en remojo los garbanzos y los dejamos en agua con un puñado de sal o una cucharadita de bicarbonato durante 12 horas. Tiramos el agua del remojo, añadimos dos dientes de ajo pelados y machacados, la hoja de laurel y los garbanzos, los cocemos de una de las siguientes maneras: podemos cocerlos en una cazuela, a fuego bajo, añadimos los garbanzos cuando el agua está hirviendo y cuando empiecen a cocer, los dejamos durante dos horas y media (depende de la clase de garbanzos y de la fecha de la cosecha). También podemos cocerlos en la olla exprés, ponemos los garbanzos en una malla, añadimos el ajo y el laurel y los cocemos durante una hora y media.

Mientras se van cociendo los garbanzos preparamos un sofrito, para ello en juliana fina un diente de ajo y la cebolla. En una sartén ponemos aceite de oliva y freímos un diente de ajo entero a fuego medio, cuando se dora lo sacamos y lo reservamos. Ponemos la cebolla y el ajo en juliana en la sartén y los pochamos poniendo un poco de sal. Una vez pochada la cebolla retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón, removemos bien.

En una cazuela ponemos agua a hervir y cocemos los huevos, durante 15 minutos desde que empiezan a hervir.

Una vez cocidos los garbanzos colamos el caldo para retirar el ajo y el laurel y  pasamos los garbanzos con el caldo colado a una cazuela, que ponemos a fuego medio. Cuando se calienta añadimos el sofrito y las espinacas y removemos bien. Probamos de sal y dejamos cocer 10 minutos.

Sacamos el bacalao de la salmuera, le quitamos la piel y lo cortamos en trozos pequeños, los añadimos a la cazuela y los dejamos cocer a fuego bajo 5 minutos.

En una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva freímos el pan, hasta que esté dorado. Llevamos al mortero el pan frito y el diente de ajo frito que habíamos reservado. Lo machacamos y añadimos a la cazuela del potaje.

Pelamos los huevos cocidos y los cortamos en cuadrados pequeños. Los ponemos como decoración al emplatar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s