Miso

Miso
Misho
Ingredientes

600 gr. de soja o de otras legumbres como alubias o garbanzos

600 gr. de koji de arroz (fermento de arroz)

270 gr. de sal

3 bolsas de Ziploc, tamaño pequeño

Elaboración

Dejamos la soja en remojo un día entero. Después la cocemos en la olla exprés durante 2 horas con suficiente agua. La soja debería de quedar muy tierna, para poder machacarla con un dedo haciendo una ligera presión. Cuando están bien cocidas, las escurrimos, dejando un poco de líquido en un vaso aparte, y las metemos en un bol grande. Mientras están calientes, las trituramos con una batidora. En otro bol, desmigamos bien el koji de arroz para que queden los granos sueltos y los mezclamos con la sal. Metemos esta mezcla en el bol de la soja, cuando la soja está tibia. (Si la soja está demasiado caliente, las bacterias de Koji se mueren). Mezclamos bien con las manos. Si es demasiado dura, podemos añadir el líquido de cocer que teníamos apartado en un vaso. La masa debe de quedar con una consistencia de plastilina, no demasiado dura ni líquida.  Hacemos bolas de esta masa y las metemos en bolsas de Ziploc, apretando la masa hasta la esquina para que no quede aire. Vaciamos todo el aire posible y cerramos las bolsas herméticamente. Colocamos las bolsas en un tapper o bandeja (porque pueden soltar algún líquido, que es la auténtica salsa de soja)  y la dejamos en un sitio fresco y seco para que empiece a fermentar. El tiempo de fermentación puede ser de 6 a 10 meses. El proceso de fermentación puede variar según la temperatura del ambiente.  Cuanto más tiempo la dejemos va a coger más color y sabor más fuerte. Cada 2 o 3 meses revisamos las bolsas para ver si ha salido moho. Si el moho es blanco, no tenemos que preocuparnos. Si sale moho negro, abrimos la bolsa y lo raspamos con una cucharita porque no es bueno. Cerramos la bolsa de nuevo y seguimos con la fermentación.  Después de 6-10 meses, sacamos el miso de la bolsa y lo metemos en un tapper u otro recipiente. Una vez hecho, podemos conservarlo en el congelador, así no continua con la fermentación. Como contiene mucha sal, nunca se congela y podemos usar el miso sacando con una cuchara la cantidad que necesitamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s