Patatas a la riojana

Patatas a la riojana

Patatas a la riojana

Patatas a la riojana

Ingredientes
(para 4 comensales)

1 kg de patatas para cocer
250 gr de chorizo riojano curado (dulce o picante)
250 gr de costillas adobadas
1 cebolla grande
1/2 pimiento verde
2 hojas de laurel
30 ml de aceite de oliva virgen
1 punta de cayena
1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante
2 pimientos choriceros
4 dientes de ajo
1 litro de agua
Sal

PREPARACIÓN

Abrimos los pimientos choriceros, les quitamos las semillas y los ponemos en agua caliente para que se hidraten unos 15 minutos. En una cazuela grande ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen. Picamos las cebollas y el pimiento verde muy finos y los añadimos a la cazuela, pochamos a fuego suave unos 10 minutos. Pelamos las patatas y las rompemos (cachamos) en trozos de unos 4 cm con la ayuda de un cuchillo, las rompemos para que suelten la fécula y pueda engordar la salsa.

Cortamos el chorizo en trozos de unos 5 cm y las costillas adobadas en trozos y los echamos al sofrito de cebolla. Añadimos también los dientes de ajo sin pelar. Rehogamos todo 5 minutos más y añadimos media cucharadita de pimentón dulce y la punta de la cayena, removemos todo muy bien y enseguida, para que no se queme el pimentón, añadimos las patatas y las juntamos bien con el resto de los ingredientes. Echamos el caldo de carne hasta cubrir las patatas, subimos el fuego y cuando rompa a hervir, lo bajamos y añadimos la pulpa de los pimientos choriceros. Removemos todo y tapamos la cazuela dejando que respire un poco.

Dejamos cocer a fuego suave durante 40 minutos hasta que las patatas estén hechas, moviendo la cazuela de vez en cuando para que el caldo engorde. Si se quedan secas, añadimos un poco de agua caliente. Cuando estén hechas las corregimos de sal, retiramos parte de la grasa que queda flotando y las dejamos reposar 30 minutos (si las dejamos de un día para otro, mejor).

Si el caldo queda muy líquido, sacamos unos trozos de patata los hacemos puré y lo metemos de nuevo en la cazuela.

Si las comemos al día siguiente, las calentamos, las emplatamos y las decoramos con un poco de perejil picado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s