Solomillo de cerdo relleno de ciruelas

Solomillo de cerdo relleno de ciruelas

Solomillo de cerdo relleno de ciruelas

Solomillo de cerdo relleno de ciruelas

Ingredientes

2 solomillos de cerdo
Media cebolla
2 lonchas de panceta
40 gr de nueces peladas
50 gr de ciruelas pasas
14 aceitunas
2 lonchas de jamón serrano
2 cucharadas de miga de pan
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
100 ml de vino blanco
100 ml de agua
1/2 pastilla de caldo de pollo
125 ml de vino dulce tipo Pedro Ximenez
Media cebolla
2 cucharadas de harina

Preparación

Le pedimos al carnicero que abra los solomillos como un libro. Con un cuchillo retiramos la grasa de la superficie y cortamos la parte de los extremos para que quede lo más cuadrado posible. Salpimentamos la carne por las dos caras y colocamos los dos trozos de carne con la cara más fea mirando hacia arriba.

Picamos la cebolla, la panceta, las nueces y el jamón serrano. Pochamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando está pochada, la sacamos a un plato y freímos la panceta. Cuando está un poco hecha, volvemos a meter la cebolla y añadimos las nueces, el jamón, las aceitunas y las ciruelas. Mezclamos y freímos unos minutos. Añadimos la miga de pan y seguimos friendo un poco más.

Picamos la otra mitad de la cebolla y la pochamos en otra sartén a fuego bajo.

Ponemos la mitad del relleno encima de una de las carnes y la enrollamos.

Cortamos la parte de abajo de una botella vacía de 2 litros de Coca-Cola. Ponemos la malla por la parte de fuera de la botella. Metemos el solomillo relleno en la botella y vamos estirando la malla para cubrir la parte de abajo de la botella con la carne. Sacamos la carne despacio de la botella mientras la vamos cubriendo con la malla. Una vez que hemos sacado toda la carne de la botella, cerramos los extremos de la malla tirando de un hilo horizontal. Repetimos el mismo proceso con el otro solomillo.

Echamos un poco de harina a los solomillos y los sellamos en una sartén con aceite de oliva bien caliente. Cuando estén dorados los metemos en una cazuela suficientemente grande para que quepan, pero no demasiado grande para no tener que echar mucho líquido para cubrir la carne. Añadimos el vino blanco, agua, media pastilla de caldo de pollo y empezamos a cocer la carne.

Cuando está pochada la cebolla en la otra sartén, añadimos la harina y la freímos un poco. Vertemos el vino dulce y mezclamos rápidamente con una cuchara de madera como si estuviéramos haciendo una salsa bechamel. Diluimos más esta salsa con un cazo de caldo de la cazuela. Vertemos la salsa diluida en la cazuela y mezclamos hasta que quede uniforme. Cocemos la carne a fuego bajo durante 1 hora.

Una vez cocidos los solomillos, los dejamos enfriar en la misma cazuela. Después los ponemos en un recipiente y los metemos en el frigorífico. Al día siguiente, quitamos la malla de la carne y la cortamos en rodajas de 1 o 2 cm. Colocamos las rodajas en una fuente para el horno y las calentamos tapadas con papel de aluminio.

Sacamos la salsa a una salsera y probamos la sal. Añadimos un poco de azúcar o salsa de soja si es necesario.
Echamos la salsa muy caliente sobre la carne antes de servirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s