Carne rellena

Carne rellena

Carne rellena

Carne rellena

Ingredientes

850 gr. de aleta de ternera
2 huevos
15 aceitunas sin hueso
70 gr. de pimientos del piquillo
2 lonchas de queso
3 lonchas de jamón serrano
100 gr. de carne picada de ternera
1 zanahoria
1 cebolla
1 diente de ajo
1 manzana
1 vaso de vino
1 vaso de agua
1/2 pastilla de carne
1 hoja de laurel
sal
aceite de oliva
Preparación
Le pedimos al carnicero que abra la aleta y la prepare para rellenar, si puede ser que le quite la grasa. También le pedimos que nos de una poca de malla para meter la carne.
Ya en casa batimos dos huevos, hacemos una tortilla francesa y la cortamos en dos trozos alargados. Cortamos en tiras las lonchas de queso, el jamón serrano y los pimientos del piquillo en tiras.
Salpimentamos la carne por las dos caras. Colocamos la carne en la encimera con la cara más fea hacia arriba, y con la fibra de derecha a izquierda. Dejamos el último tercio de la aleta libre para poder cerrar el rollo bien, en el resto de la aleta, vamos colocando los ingredientes cortados en tiras atravesados de izquierda a derecha, primero la tortilla, luego el queso, el pimiento y el jamón. Encima del queso colocamos las aceitunas en 2 filas. Al comienzo de la carne, en la parte que está más cerca de nosotros, ponemos la mitad de la carne picada para poder enrollar la aleta bien. Empezamos a enrollar la aleta apretando con las dos manos. Podemos poner el resto de la carne picada en la parte donde la aleta es más fina o en los dos extremos para tapar el final.
Cortamos la parte de abajo de una botella vacía de 2 litros de Coca-Cola. Ponemos la malla por la parte de fuera de la botella. Metemos la aleta enrollada en la botella y vamos estirando la malla para cubrir la parte de abajo de la botella con la carne. Sacamos la carne despacio de la botella mientras la vamos cubriendo con la malla. Una vez que hemos sacado toda la carne de la botella, cerramos los extremos de la malla tirando de un hilo horizontal.
Echamos un poco de harina a la carne y la sellamos en una sartén con aceite de oliva bien caliente. Cuando está toda dorada, la metemos en una cazuela suficientemente grande para que quepa la carne, pero no demasiado grande para no tener que echar mucho líquido para cubrir la carne.
Picamos la zanahoria, la cebolla, la manzana y el ajo y los pochamos en la sartén en la que hemos sellado la carne. Cuando las hortalizas están pochadas, añadimos el vino blanco y vertemos este sofrito en la cazuela. Añadimos un vaso de agua, la media pastilla de carne y el laurel. Añadimos más agua si es necesario hasta cubrir la carne. Tapamos la cazuela y la dejamos cocer durante 3 horas a fuego bajo.
Sacamos la carne de la cazuela y la ponemos en un recipiente de cristal con tapa. Trituramos el caldo para hacer la salsa. Si parece que queda demasiado líquido, ponemos la cazuela a fuego fuerte para que se evapore antes de triturarla. Vertemos la salsa encima de la carne para que no se seque, tapamos el recipiente y lo guardamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
Es más fácil cortar la carne cuando está fría. Por lo tanto, al día siguiente la sacamos del frigorífico, le quitamos la malla y cortamos la carne en rodajas de 1,5 cm. Colocamos las rodajas en una fuente y las tapamos con papel de aluminio. Calentamos la carne en un horno a 180 ºC durante 7 minutos. Mientras tanto, calentamos la salsa en el microondas. Si está demasiado líquida, antes de calentarla podemos añadirle maicena diluida en agua para que espese.  Servimos bien caliente la carne con la salsa encima.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s